David TRUEBA

Queridos niños

Anagrama, 2021 | Dear Children

La prensa ha dicho...

«Un magnífico retrato. Uno de los muchos atractivos de la novela es que, pese a las agudas observaciones, no hay un discurso político sino una realidad social y humana y vitalidad narrativa.» J. A. Masoliver Ródenas, La Vanguardia

«Su fuerte son los golpes de ingenio a costa de una tristísima cultura política del espectáculo, y en este sentido tiene toques brillantes. Trueba escribe con agilidad y regala apuntes curiosos de modo que el libro no deja de entretener. El final abierto, un poco derrotado, presagia la vuelta empezar del bucle político que hermana virtud pública con mezquindad privada, y al revés. También eso lo sabemos, y la última página lo registra con elegancia.»  Nadal Suau, El Cultural

«Esta crónica satírica imaginaria y veraz de una campaña electoral podrá ser disuasoria para los votantes, pero contiene dosis altas de diversión e irritación, como todo retrato de costumbres mordaz y desamordazado. El autorretrato de este reaccionario inverecundo, de este patán inteligente, fustigador del puritanismo de la izquierda, es acaso el más brillante logro de la novela, a pesar del patetismo humanizador del tramo final.» Domingo Ródenas de Moya, El País

«Un retrato de la mercadotecnia política hecho con ingeniosa mordacidad. Toda una gama de discursos, taimadas estrategias e hilarantes situaciones recorre estas páginas, en la mejor tradición de la sátira política anglosajona. Sin obviar las intrigas propiciadas por desmedidas ambiciones personales.» Jesús Ferrer, La Razón

«Trueba ha mostrado siempre un talento sobresaliente como escritor. En sus novelas, parte siempre de una inquietud moral que remonta a regiones más luminosas gracias a un elevado sentido del humor y un acabado gusto por el detalle relevante en la descripción. Una novela que podría parecer un reportaje sobre la mala política pero que por mor de ese peculiar don del humor, se convierte en una gran narración sobre un aspecto de la sociedad actual preocupante y de plena actualidad.» Juan Ángel Juristo, ABC Cultural

Sinopsis

Esta es una novela como una sobremesa con amigos, pero contundente como un gancho al hígado. Algo de esa contradicción contiene su protagonista, Basilio, al que sus enemigos apodan el Hipopótamo. Un mote que a él, con sus 119 kilos de peso, le provoca regozijo: puede que aspire a la callada quietud de ese animal, que sabe esperar su ocasión, pero también le atrae su naturaleza feroz, su instinto agresivo, su inteligencia criminal. Así que cuando le ofrecen abandonar por unas semanas su retiro plácido para acompañar a Amelia Tomás, una candidata a presidenta, en su gira electoral, la bestia que lleva dentro se despereza y actúa. A lo largo de un periplo que lo llevará a recorrer toda clase de ciudades y pueblos de España, su misión será cargar los discursos de la candidatura de dinamita, rociar con gasolina dialéctica a sus rivales y prenderle fuego a todo a su paso. Y es que en este juego copetir es lo de menos: lo único aceptable es ganar. Ganar, ganar y ganar.
David Trueba ha escrito una novela inclasificable, que retrata el mundo de la política y su trastienda con un gran oko para la sátira y la observación desprejuiciada. En un viaje entre la comedia y el retrato del natural por las entretelas de una campaña política, afloran ambiciones inconfesables, engaños, medias verdades, mentiras flagrantes, tensiones soterradas y conflictos de la vida privada que acaso sea mejor que no vean la luz; al frente de todo ello, un protagonista más grande que la vida, odiado por unos y odiados por otros, y que en lugar de preguntarse con angustia si el vaso de la vida está medio vacío o medio lleno ha decidido hace tiempo bebérselo de un trago. Desbordante y atrevida, vibrante y directa, Queridos niños es una autobiografía del rencor que supone otro paso adelante en una de las trayectorias novelísticas más exitosas de nuestra literatura.