Martín CASARIEGO

Qué poca prisa se da el amor

Anaya, 1997 | Love doesn´t hurry

La prensa ha dicho...

«Hay una perfecta correspondencia entre la espontánea y contradictoria explosión de amor y la perspectiva sencilla y entrañable del narrador. El resultado es una historia ágil, de valores positivos, preñada de cordialidad, perspicaz en pequeños matices psicológicos y que deja un perfume de esperanza y ternura. Lo más difícil era que la sentimentalina no degradara un orbe bastante inocente, pero Casariego controla bien los límites de la ingenuidad y el ternurismo». Santos Sanz Villanueva, Revista de Libros

Sinopsis

Alejandro es un excelente estudiante, que sin embargo ha sacado un 0,5 en selectividad, por lo que tiene que quedarse en verano estudiando. Como ya sabe todo, se distrae leyendo libros de etnología, viajes y exploraciones, y se lamenta de no haber vivido todavía una historia de amor sin darse cuenta de que ya ha empezado a vivirla: Maite, la chica que acude a limpiar todas las mañanas a su casa, para ahorrar dinero y poderse pagar los estudios, tiene problemas con su novio y ha empezado a fijarse en Alejandro.