Marcos GIRALT TORRENTE

Mudar de piel

Anagrama, 2018 | Shedding Skin

La prensa ha dicho...

“Un libro que enseña a vivir.” Elena Poniatowksa

“La prosa límpida y bella de estos relatos es una especie de encantamiento que se desliza sobre vínculos tejidos con hilos frágiles, telas de araña que penden sobre vertiginosas soledades.” Mariana Enríquez

«Un juego inmisericorde de voces en el que la lucidez se sobrepone a cualquier idealismo (…) Por fortuna aún hay autores que nos explican con ficciones sin sosegarnos ni simplificarnos. Autores que miran, entienden, inventan y no juzgan. Autores como Guadalupe Nettel, Fleur Jaeggy o Marcos Giralt (…) Este peligroso artefacto literario está escrito con una prosa precisa y de gran calidad. Rehusando la pornografía melodramática tanto como los golpes de efecto (…) dejándote al acabar, incómodo, devastado, lúcido y enredado en la madeja que ha tejido Giralt Torrente sobre la madeja de tus cosas y tu casa.» Carlos Zanón, El País – Babelia

“Una serie de cuentos unidos por un mismo tema central: las relaciones familiares. Mudar de piel se lee con el mismo interés con el que leemos siempre a Giralt Torrente. Que es mucho y nunca demasiado.” J.A. Masoliver Ródenas, La Vanguardia

“En estos relatos el pasado tiene un peso decisivo que hace que el futuro más que transcurrir, cuele por las rendijas como pueda. Un libro de una textura de seda que muestra los muchos rotos de la tela de todas las vidas con elegancia y sin aspavientos.” Antonio Iturbe, Mercurio

«En ocasiones, Giralt Torrente me desconcierta del mismo modo que lo hace el Nobel Kazuo Ishiguro, en tanto que incomoda, desacraliza, va más lejos de la fe y de la moral… de alguna forma próxima. Inquietantes, siempre. El autor es un genio, un valor en alza, un escritor que nos enseña lecciones valiosas sobre la percepción -sin subirse a ningún púlpito- con una memorable fuerza poética.» Ángeles López, El Cultural

«Una de las voces más singulares de la narrativa española de las últimas décadas.» Matías Néspolo, El Mundo

«Marcos Giralt Torrente pone en estas piezas narrativas su gran talento y su conocida sensibilidad para describir sentimientos complejos o simplemente retorcidos.» Iñaki Ezkerra. El Correo Español

«No hay recetas que alivien el dolor, ni siquiera tiritas, tan solo la observación de lo que sucede con un estilo elegante y sin subrayados. Una prosa ligera para hablar de asuntos que pueden llegar a pesar como losas y que hunden vidas.» Antonio Iturbe, Librújula

“Una intensa muestra de la herida primigenia hecha ficción.” Maribel Marín Yarza, El País

«Ofrece el ejemplo de una perfecta estructura narrativa breve, y consigue que sus relatos se conviertan en ese perfil psicológico que enfrenta a sus personajes tanto a sus miedos como a sus anhelos. Una historia que como otros relatos se eirge en una aunténtica novela en miniatura. Sin artificios, “Mudar de piel”, se lee a golpe de sutileza, en una narración descarnada, y de una absoluta realidad revelada.» Pedro M. Domente, Heraldo de Aragón

 

Sinopsis

Imaginemos a nueve narradores reunidos para contar cada uno de ellos, sin callarse nada, una historia relevante de su vida. Historias de infancia compartidas con sus padres y hermanos, o historias de su pasado reciente vividas con sus parejas e hijos. Al igual que los narradores de esa escena imaginada se contagiarían de un tono similar dictado por el tema y las circunstancias, las nueve historias reunidas en este libro se sirven de un lenguaje común para hilar con tramas diversas un tapiz nada convencional de los subterráneos del afecto. Algunas conforman cuentos canónicos y otras fuerzan las fronteras del genero para erigirse en auténticas novelas bonsái, pero en las nueve late, junto al engarce de ecos sutiles, el mismo afán de desnudar la realidad para dejarla tal como se nos aparecería en un breve instante de revelación.

Con la agudeza y precisión que caracterizan su obra, Marcos Giralt Torrente se adentra de nuevo en las relaciones familiares demostrando sus grandes dotes para perfilar la psicología –en ocasiones contradictoria– de unos personajes enfrentados a sus miedos y anhelos. Padres intermitentes, madres esquivas, adolescentes que se asoman desconcertados al mundo adulto, niños cómplices, hermanos y hermanas unidos por lazos difíciles de disolver, reencuentros inesperados, engaños, sombras ominosas, ausencias irreparables, amores imperfectos y, en general, ese lento encaje de las complejidades de la vida al que nos expone la convivencia con el espejo de nuestros allegados.

Sin excesos melodramáticos, pero también sin contemplaciones, con una mirada a la vez desapegada y compasiva, acompañada siempre de una escritura virtuosa, atenta a las modulaciones y los matices, el autor explora las entrañas de la intimidad y sus grietas y nos brinda nueve narraciones excepcionales.