Mario CUENCA SANDOVAL

Los hemisferios

Seix Barral, 2014 | The Hemispheres

Traducciones

Francia / Seuil

La prensa ha dicho...

«Una obra ambiciosa bañada en el claro-oscuro. Un descenso vertiginoso a las potencialidades infinitas de la ficción.»
Ariane Singer, Le Monde

«Una pesadilla maravillosa. Es un libro loco, un libro-río, un libro-mundo. Aquí no hay nada que no sea absolutamente moderno. Nada que no sea también las más bella ambición. Cuenca Sandoval nos hace creer que la literatura, si no puede llegar a salvar al mundo, probablemente pueda reinventarlo.» Livres Hebdo

«Una historia policíaca enrevesada y ambiciosa a caballo entre sueño y realidad que rinde homenaje a la obra maestra de Hichcock, Vértigo, (…) y al realismo mágico de Borges.» Emily Barnett, Les Inrockuptibles

“Un libro inmenso.(…) No se puede obviar la fuerza oscura que mueve su gran engranaje. Una furia bella y maligna, una brutalidad construida desde lo literario. Y eso es lo que buscamos en ciertos libros: un puñetazo en el hígado, que nos despierten como lo haría un golpe bien dado con un largo tubo de metal.” (Selección de los mejores libros del 2014) Karina Sainz, tendencias.vozpopuli.com

«Se impone el estilo poderoso, compacto y decidido de Mario Cuenca Sandoval. (…) Reflexión y emoción poderosamente imbricadas en la narración. (…) La novela late con furia y presenta espléndidos pasajes. (…) No es una lectura fácil, pero sí una novela llena de pasión, enriquecedora y colmada de buena literatura.» Lluís Satorras, Babelia (El País)

«Una novela tan peculiar como seductora.» Benito Garrido, Culturamas

“Al principio un thriller sin pistas y después una historia de vampiros sin gótico (…) Novela mítica, cinematográfica y ambiciosa, que está a la altura de su ambición.” Nadal Suau, El Cultural de El Mundo

“Páginas en carne viva tan turbadoras como elevadas. Una auténtica novela de ideas.” Ángeles López, La Razón

“Un tour de force exigente, fascinante y alucinado.”  Milo J. Krmpotic, Blisstolibros, Blisstopic.com

“Cuenca Sandoval nos brinda una doble novela ambiciosa, con las tintas bien cargadas de filosofía y referencias culturales, y exige al lector un papel activo para llegar al fondo de la verdad, si es que existe tal cosa.” Fernando Díaz de Quijano, El Cultural

«Escribe como un maestro, tiene una prosa de altísima calidad. Esto es literatura. Esto es la literatura. Esto es la literatura del siglo XXI.» Andrés Ibañez, ABC

«De una belleza y de una elegancia espectaculares (...) "Los hemisferios" es la colosal rareza donde se despliegan con toda su insolencia estos modos de narrar y de entender el arte de la literatura.» Alberto Olmos, QUÉ LEER

“Una narración hipnótica que busca e indaga con una prosa que vuela." Carmen Sigüenza, Eldiario.es

«Un libro de recorrido muy intenso que debiera de estallar como un obús en una narrativa bastante previsible como la nuestra (…) Este libro, en su audacia, en su elegancia estilística, puede ser uno de los best-sellers de 2014. Solo está pidiendo lectores exigentes.» Leer

«Una de las mejores novelas españolas publicadas en lo que va de año. Una novela compleja, que no rinde pleitesía a modas ni se deja camelar por el oropel de la escritura hermética y vacía. Que no imita ni se sube a un púlpito. […] Mario Cuenca Sandoval, explorador y orfebre ante la hoja en blanco, es un narrador de primera. […] Avisado queda: esta lectura no deja indiferente, ni es para indiferentes.» Tino Pertierra, La nueva España

«Las grandes novelas provocan un efecto devastador en los lectores, una sensación de extenuación, de extraño viaje hacia el vacío. Esa sensación es la que se tiene cuando se terminan de leer las más de quinientas páginas de Los hemisferios… Gran relato que a nadie debe pasar inadvertido… Dos grandes narraciones que se arañan recurrentemente ejerciendo un extraño derecho de injerencia… Hombres sin huella, mujeres sin huella, cuyo recuerdo ya no encierra nada. Sólo el dolor», Víctor Guillot, Neville magazine digital.

«Cuenca es uno de los narradores españoles actuales más capacitados, de cualquier edad», Vicente Luis Mora.

«Un viaje a las entrañas de lo más oculto del ser humano… Mario Cuenca Sandoval traza con una solvencia embriagadora los paralelos de un universo narrativo en el que el lector es un protagonista más», María Serrano, La Razón.

«Mario Cuenca Sandoval confirma su maestría… Los hemisferios es una gran novela. Está escrita con mano maestra por un auténtico animal de la literatura», Andrés Ibáñez, ABC Cultural.

«Una obra que invita a reflexionar», Ricardo Reques, Cuadernos del Sur.

«Una novela compleja y reptante, llena de infinitos recovecos… esa clase de libro en la que cada lector verá su propia historia… es un viaje que merece mucho la pena», Francisco José Arcos Serrano, Corazón literario.

 

Sinopsis

"Te preguntas si eres lo que ansías(…) la carencia que te mueve a buscar a una mujer en todas las mujeres, a una Primera Mujer en todas sus imperfectas copias. Qué eres (…) ¿o eres sólo un vacío, una forma de sed?"

Gabriel y Hubert comparten un pasado. Durante un alocado verano de juventud, embriagados de alcohol, droga y cine, sufren un accidente de coche en el que muere una joven. Aunque sus caminos no tardan en separarse, este incidente marcará su destino para siempre.
En efecto, pasan los años y Hubert se ha convertido ya en el aclamado cineasta maldito Mairet-Levi; mientras Gabriel, escritor de cierta fama literaria, sigue pugnando en vano por librarse del denso peso de la culpa... pero bastará una inesperada llamada de Hubert para poner de nuevo en marcha un ciclo demencial para ambos: la búsqueda obsesiva y eterna de esa Primera Mujer, más allá de los límites espacio-temporales.
A través de un lenguaje tan preciso como turbador, el lector asiste a la broma cósmica que supondría revivir los hechos en un eterno bucle: reencarnarse y perder, una y otra vez, a la mujer amada, sin llegar a salvarla ni poseerla nunca.
En esta novela de paralelismos especulares entre dos “hemisferios” –la novela de Gabriel y la novela de María Levi /Hubert Mairet-Levi- el lector se rinde cautivado ante esta fábula sin moraleja.
Una novela trepidante en la que hablan y conviven ecos de Rayuela, el Vértigo de Hitchcock, Ordet de Dreyer, el Orlando de Woolf y el Ansia de Tony Scott. Una prosa adictiva y turbadora.