Felipe BENÍTEZ REYES

Las identidades

Visor, 2012

La prensa ha dicho...

Las identidades es un libro de alguien que a los 50 años medita sobre la vida, sobre la realidad y el papel que uno cumple en esa realidad. Es una labor fundamental de la poesía: convertir la vida en una meditación sobre nosotros mismos. Es un libro de madurez, que incluye todos los rasgos de Benítez Reyes: su capacidad simbólica, sus tradiciones, su manera de mezclar, su aire lírico y ligero.” Luis García Montero

“Estaremos todos de acuerdo en que Felipe Benítez Reyes es uno de los pocos poetas imprescindibles de los últimos, digamos, 50 años.” Juan Bonilla, Biblioteca en llamas (elmundo.es)

Las identidades no serán una muesca más en la trayectoria poética de Felipe Benítez Reyes, sino una especie de súmmum o tótem literario, a partir del cual habrá que crear algo distinto, un paisaje nuevo como el que contemplaremos mañana, esta noche, ahora mismo.” Juan Carlos Palma

“Felipe Benítez Reyes ha publicado un libro —Las identidades— que no contiene únicamente versos de crítica social pero que se detiene en la familia real, la inmigración, el dinero y la guerra. Así, Ezra Pound, el faro veneciano de la generación de Gimferrer, protagoniza un poema de Benítez Reyes desde el que lanza, rotundo, una pregunta: “La guerra cuesta / 25.000 dólares por cadáver. / Quiero saber / quién se queda con esos 25.000 doláres”. Los poetas vuelven a pedir cuentas.” Javier Rodríguez Marcos, El País

Felipe Benítez Reyes es una de las voces más singulares de su generación, y Las identidades es uno de sus libros mayores.” Martín Lopez-Vega, El Cultural

“Felipe Benítez Reyes es autor de una de las obras poéticas más sobresalientes del panorama lírico español contemporáneo y Las identidades, que es uno de sus libros mayores, vuelve a demostrarlo". Álvaro Valverde

Sinopsis

“La poesía se acaba convirtiendo en un método de pensamiento. Mi manera de pensar es la escritura de poemas”. FBR

Este volumen reúne los poemas escritos por Felipe Benítez Reyes entre el 2006 y el 2012. El libro está dividido en tres partes, la primera, titulada "Los protocolos inversos"- es más abstracta y reflexiva; la segunda, "Actualidades y símbolos al paso", acoge impresiones, viajes, homenajes literarios y varios poemas sobre la actualidad, como los dedicados al dinero y la crisis. Finalmente, la tercera, "Entre sombras y bosquejos", oscila entre la nostalgia por el pasado y a la incertidumbre sobre lo que nos espera, tema muy presente en su obra lírica.