Enrique VILA-MATAS

Cabinet d’amateur, an oblique novel

Whitechapel, 2019

Sinopsis

El  17 de enero de 2019 a las 7 de la tarde, en la Whitechapel Gallery, de Londres, Dominique Gonzalez-Foerster  y Vila-Matas conversaron ante el público como si estuvieran en el café Bonaparte, de París, en lo que la organización tituló BIG IDEAS. Por la mañana, tuvo lugar una rueda de prensa en la que Vila-Matas habló de su trabajo como curator de la exposición  Cabinet d´amateur. An Oblique Novel. La muestra la compusieron seis obras –exhibidas desde enero 2019 a abril 2019-  y fue la primera de una serie de tres, siendo los sucesivos comisarios de las otras dos exposiciones Tom McCarthy (Satin Island)  y Valeria Luiselli.

Con las seis obras de An Oblique Novel se podía armar una novela que de algún modo podía evocar a un  “gabinete de aficionado”, que podría ser un homenaje minimalista a Georges Perec en los cuarenta años de la publicación en 1979 de su libro Le Cabinet d´amateur.

Las obras seleccionadas por Vila-Matas fueron I.G (una pintura de Gerhard Richter), Petite (una instalación de Dominique Gonzalez-Foerster),  La lección respiratoria(un vídeo de Dora García), Milonga (una fotografía de Carlos Pazos), Thebas West(una fotografía de Andreas Gursky) y Une poignée de terre (una pintura de Miquel Barceló).

Paralelamente a la exposición, la editorial Whitechapel, en su colección literaria, publicó el libro, Cabinet d´amateur. An Oblique Novel. Traducción al inglés de la gran Margaret Jull-Costa.

“Tengo claro que la herencia de los Duchamp, Joyce, Beckett y compañía ha ido a parar, en gran parte, al mundo de las artes visuales. Por su flexibilidad, inquietud y amplitud de miras el marco artístico hace más posible que uno pueda trabajar mejor con esa parte más radical y fascinante de la literatura. Y es que el mundo editorial ha caído en gran parte  prisionero de la lógica del mercado. El dinamismo y la capacidad de renovación de la literatura, los experimentos y aventuras más radicales parecen más fáciles de llevar a cabo en el mundo del arte. Creo que en esto no puedo coincidir más con Tom McCarthy, un autor  que me parece un “avanzado”, si es que aún hay escritores avanzados” (Vila-Matas en declaraciones a Verónica Scott Esposito, en Tin House).